Economía Circular, un nuevo paradigma inspirado en la naturaleza Essentra Packaging-04
Packaging Responsable

Economía Circular, un nuevo paradigma inspirado en la naturaleza

Cada 24 horas la población mundial aumenta en 200.000 personas. El 20% de la población consume el 80% de los recursos del planeta y genera el 75% de la contaminación. Cada persona consume de media 16 toneladas de recursos al año. Sólo en la Unión Europea tiramos a la basura unos 180 kilos de alimentos per cápita al año. Y 15 estados miembros de la Unión Europea, entre ellos España, arrojan más del 50% de sus residuos a vertederos. Es evidente que el actual modelo lineal de economía es insostenible.

Con la Economía Circular, cada año podríamos ahorrar sólo en Europa más de 600.000 millones de euros. Además, podrían crearse unos 600.000 puestos de trabajo relacionados con la gestión de residuos. Y ahorraríamos un 45% en materiales, un 20% en mano de obra y un 2% en energía. Son cifras que nos obligan a tomarnos muy en serio la necesidad de sustituir el actual modelo económico lineal por un nuevo modelo, más eficiente y sostenible. ¿Pero por dónde empezar?

La Economía Circular, clave en la Cuarta Revolución Industrial

La Economía Circular ya empieza a ser considerada un pilar esencial de la llamada Cuarta Revolución Industrial, la nueva etapa industrial más importante desde que surgiera la Revolución Industrial allá por el siglo XVIII.

En la economía lineal, para fabricar la mayoría de los productos que nos acompañan en nuestra vida diaria, desechamos el 90% de los materiales que utilizamos. La mayoría de esos residuos acaban en vertederos, junto a otros productos, que tan sólo seis meses después de haberlos comprado, tiramos a la basura. Ese ciclo perverso nos conduce hacia una situación insostenible.

Transitar hacia la Economía Circular supone cambiar la forma en que diseñamos, fabricamos y consumimos. En este nuevo modelo, todos los productos deberán diseñarse para ser reconstruidos, renovados y reciclados. Eso implica no perder nada a lo largo de todo el ciclo de vida de los productos.

Un nuevo modelo de negocio donde desaparece el concepto residuo

La naturaleza nos brinda incontables ejemplos que desde hace siglos han inspirado a científicos e inventores. Por ejemplo, la piel de los tiburones hoy ha servido de base a la compañía Sharklet para fabricar protecciones sanitarias que repelen las bacterias. Si relacionamos packaging y naturaleza, podríamos inspirarnos en las propias cáscaras y pieles de la fruta y verdura, capaces de proteger el producto durante semanas. 

Y no es un caso aislado. Así lo explicó Nicola Cerantola, una de las voces más autorizadas en Economía Circular, en el taller online que organizamos el pasado 28 de octubre. Puedes ver un resumen aquí: 

Cada día la naturaleza se enfrenta a numerosos problemas que pueden resultar familiares a muchas empresas: Los ecosistemas naturales tienen que comportarse de manera eficiente, asegurando su supervivencia e innovando constantemente para adaptarse a los nuevos cambios. En la naturaleza el concepto de residuo sencillamente no existe.

Para los empresarios ha llegado el momento de dirigir la mirada hacia el inmenso caudal que ofrece la naturaleza. La Economía Circular es un nuevo modelo económico, inspirado en la naturaleza, donde desaparece el concepto de residuo. Se basa principalmente en el diseño de nuevos productos y servicios que sean capaces de responder a las necesidades humanas sin deteriorar el medio ambiente.

Las empresas están llamadas a desempeñar un papel fundamental en este nuevo paradigma que viene a sustituir al modelo lineal que aún preside los procesos productivos de la mayor parte de la actividad económica. La necesidad de abandonar el modelo lineal, altamente contaminante y con unos alarmantes niveles de ineficiencia, debe ser un reto que las empresas tienen que asumir de forma urgente. El tránsito de un modelo lineal a un modelo circular debe estar marcado en rojo en la agenda de todas las empresas, si no quieren quedarse atrás en una carrera que nos interesa a todos.

Nicola Cerantola ha desarrollado una metodología denominada Ecocanvas”, que ayuda a las empresas a crear modelos de negocio circulares. Esta metodología utiliza plantillas que permiten ordenar ideas y generar nuevas hipótesis para ayudar a los emprendedores durante el proceso de diseño y validación de ideas de negocio circulares. Esta metodología llamada “Ecocanvas” supone un recurso muy útil para las empresas que quieran poner en práctica estrategias de Economía Circular en su entorno empresarial.

El packaging responsable, un paso hacia una economía regenerativa 

En Essentra Packaging pretendemos concienciar a nuestros clientes sobre la necesidad de desarrollar nuevos modelos productivos así como productos más sostenibles. 

Por ello, trabajamos en ofrecer un packaging responsable que aporte al cliente no solo un beneficio ecológico sino también económico y social. Nuestra intención es encontrar soluciones para que el impacto del producto sea neutro o positivo, como intentar incorporarlo de nuevo al ciclo de la cadena de producción., utilizar materias primas que puedan reciclarse fácilmente, etc. 

Nuestra intención es convertir las palabras en hechos, transformado el conocimiento en acciones concretas. Abrirse al cambio es hoy un reto ineludible para todas las empresas que quieran entrar en una nueva era que está llamando a la puerta. ¿Te apuntas?